Sin luz, casi 130,000 beneficiarios de televisores digitales | Carlos Lomelí
REPLICA DE MEDIOS
Sin luz, casi 130,000 beneficiarios de televisores digitales
10 Febrero 2015

Sin luz, casi 130,000 beneficiarios de televisores digitales

Medio:
Forbes
Autor: 
Emmanuel Ameth

El programa de Transición a la Televisión Digital Terrestre de la SCT tendría entre sus listas de beneficiarios cerca de 130,000 familias que no podrán gozar de la pantalla obsequiada simplemente porque carecen de suministro eléctrico en sus hogares.

De acuerdo con los datos del programa de Transición a la Televisión Digital Terrestre de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), así como del Censo de Población y Vivienda del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), habría 129,415 familias en 19 entidades del país que tras haber recibido su pantalla de manera gratuita, ocuparán la misma para llevarla a la casa de empeño, usarla como perchero o simplemente dejarla como un mueble inservible dentro de sus hogares, pues carecen de suministro eléctrico.

El programa de la SCT observa tal cantidad de deficiencias en su planteamiento y en su operación, que las críticas que se vierten sobre el mismo ni siquiera alcanzan a hacer honor a las pifias cometidas.

Comenzando por lo risible de su objetivo a saber: “Contribuir al desarrollo social, fomentar la igualdad de oportunidades entre la población y propiciar el acceso a la Sociedad de la Información y el Conocimiento”, tomaremos por cierto la afirmación de que dichos televisores digitales efectivamente llegan a la población de escasos recursos, es decir, que se encuentran enfocados a cada uno de los 13.8 millones de hogares inscritos en el padrón nacional de beneficiarios de los diversos programas sociales de la Sedesol.


Teniendo en cuenta que los beneficiarios de dichos televisores digitales son la población de más bajos recursos, no sorprende que haya municipios donde, incluso, la totalidad de beneficiarios no contarían siquiera con luz en sus viviendas, como reveló el Censo de Población y Vivienda.

Así, poco importa que en Alaquines, San Luis Potosí hayan entregado 23 pantallas a igual número de familias necesitadas, si ellos vivirían dentro de las 162 viviendas que carecen de luz; en Coalcomán, Michoacán, entregaron 152 a los más pobres aunque éstos vivan dentro de las 430 casas que carecen de energía eléctrica, y en la misma situación se encuentran Chinicuila (Michoacán), Arroyo Seco y Pinal de Amoles (Querétaro), cuyos beneficiarios, los más necesitados, carecen de luz en sus viviendas.

Hay un segundo grupo donde entre 50 y 95% de los beneficiarios tampoco tendrían luz para encender su televisor digital, siendo éstos Tzitzio (Michoacán), Iturbide (Nuevo León), Metztitlán, Tlahuiltepa y Nicolás Flores (Hidalgo).

El resto de los que aparecen en la tabla de arriba serían municipios donde entre una cuarta parte y la mitad de los beneficiarios de televisores digitales carece de luz.

Al 4 de febrero, ésta sería la situación que guardan las entidades federativas respecto del número de televisores digitales que se habrían entregado a familias que carecen de luz. 


Las pantallas que “desaparecieron”

Por si fuera poco, la logística mediante la cual entregan los televisores también estaría fallando sin que hubiera un responsable, según parece, respecto de las diferencias entre aquello que se reporta que se entregó a una entidad y lo que reportan los municipios de dicha demarcación.

Así, hay una diferencia de 19 televisores, pues de los 2 millones 079,445 entregados a nivel estatal, los municipios solamente reportan 2 millones 079,426 de los mismos. Si en este momento son incapaces de cuadrar los números de la información que ellos mismos remiten, una auditoría podría ser muy reveladora respecto de la operación de este programa.

En Jalisco hay 6 de estas pantallas asignadas a la entidad pero que no se reportan dentro de ninguno de sus municipios, mismo caso de Michoacán, aunque ésta con 5. Para Hidalgo y el Estado de México habría 3 faltantes para cada entidad, mientras que en Coahuila y en Guanajuato es una pieza la que no se sabe en qué municipio habría sido asignada, en el supuesto de que las referidas hubieran llegado a los beneficiarios.

Videos