Reformas y modelo económico de México fallaron, dice un análisis; no abatieron pobreza | Carlos Lomelí
REPLICA DE MEDIOS
Reformas y modelo económico de México fallaron, dice un análisis; no abatieron pobreza
28 Diciembre 2015

Reformas y modelo económico de México fallaron, dice un análisis; no abatieron pobreza

Medio:
Sin Embargo
Autor: 

Ciudad de México, 27 de diciembre (SinEmbargo).– Las reformas estructurales del Presidente Enrique Peña Nieto no consiguen activar la economía y mejorar el nivel de vida de los ciudadanos, destaca la revista española Alternativas Económicas en su edición de diciembre.

El artículo titulado “México se estanca”, escrito por Carlos Brown Solá, maestro en Economía por El Colegio de México, expone que a pesar de que México lleva 30 años transformando su marco de políticas económicas para poner en el centro del modelo al comercio exterior y a la recepción de inversión extranjera directa, el desempeño económico del país ha sido por demás “mediocre”.

“De acuerdo con datos del Banco Mundial, entre 1984 y 2014 el crecimiento económico real de México fue de un promedio del 2 por ciento anual, muy por debajo de las tasas de 6 por ciento que habían sido la regla en las décadas precedentes”, refiere el texto.

Menciona que el fracaso en la estrategia económica nacional se ha visto reflejado en la desigualdad económica y la pobreza. Cita datos del coeficiente de Gini –que mide hasta qué punto la distribución del ingreso entre individuos u hogares dentro de una economía se aleja de una distribución perfectamente equitativa– el cual señala que en México apenas ha disminuido en el mismo período al pasar de 0.48 a 0.44.

La revista recuerda que actualmente, según sus datos, la pobreza en el país afecta al 53.2 por ciento de la población mexicana, un porcentaje muy similar al de 1990, “lo que implica en términos absolutos que 21.2 millones de mexicanos más se han unido a las filas de la pobreza en estos cinco lustros, debido a que la población total aumentó en casi 40 millones de personas durante el mismo período”.

En otras palabras, indica el artículo, “el marco actual de políticas macroeconómicas ha fracasado a la hora de mejorar los niveles de vida de la mayoría de los mexicanos”.

LAS REFORMAS

El medio español recuerda que desde 2012 se han aprobado 12 reformas estructurales en México, casi todas con modificaciones directas de la Constitución: es decir, en menos de 36 meses, se han propuesto, discutido, modificado y aprobado cientos o miles de cambios al andamiaje institucional del Estado mexicano y advierte que tendrán profundas repercusiones para el futuro económico del país.

Ocho de estas reformas, detalla la publicación, se encuentran en etapa de realización, tras su plena aprobación en el poder legislativo. Las principales críticas han sido la falta de atención a su secuencia o la escasa discusión de las leyes secundarias, donde usualmente se establecen las claves para su adecuado funcionamiento.

En el caso de la Reforma Educativa, el artículo dice que no fue una modificación de fondo de los planes de estudio de las escuelas públicas para mejorar el pésimo resultado académico nacional —el peor de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos(OCDE) en todas las áreas de la prueba PISA—, sino una reforma laboral para los profesores.

En la laboral menciona que promovió la flexibilización del mercado de trabajo regulando el Outsourcing o externalización en un país donde el 59 por ciento de la población (alrededor de 74 millones de personas) no cuenta con Seguridad Social, de acuerdo con cifras  del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El medio destaca que las reformas en Telecomunicaciones, la Política y la de competencia económica introdujeron modificaciones largamente discutidas en México sobre la necesidad de incentivar la competencia y reducir la concentración del poder en la esfera política y económica en manos de unas pocas familias.

EL LASTRE DE LA CORRUPCIÓN

De las reformas aprobadas, aún quedan cuatro pendientes por falta de leyes secundarias como la reforma de transparencia, la cual requiere la aprobación de dos leyes federales y las 32 estatales. La revista española indica la urgencia de que sea aprobada debido al contexto de los escándalos de corrupción y de conflicto de interés de la actual administración federal.

El país, puntualiza el artículo, se muestra aún escéptico ante una discusión tan acelerada que involucra reformas como la Energética, que abre el sector del que dependen un tercio de las finanzas públicas nacionales a la iniciativa privada y modificará profundamente el modelo de desarrollo nacional para los próximos años. “Dicho escepticismo aumenta ante el evidente mal diseño de las rondas de asignación de concesiones, con excesivas dádivas a las empresas en perjuicio del Estado y las finanzas públicas”.

El maestro Carlos Brown rescata opiniones de especialistas que discuten si la agenda de reformas estructurales parte de un diagnóstico equivocado de la economía mexicana, que considera que el débil crecimiento se debe a una baja productividad de la economía en su conjunto y menciona una tesis alternativa que indica que “el bajo crecimiento se debe a la débil y decreciente inversión y a las políticas macroeconómicas enfocadas a la estabilidad en lugar de a estimular la actividad”.

“Si la agenda económica mexicana no vira hacia un enfoque a favor del crecimiento y del desarrollo que plantee verdaderas políticas redistributivas y de combate a la pobreza, el crecimiento económico —ya no digamos incluyente— no dejará de ser más que una ilusión para  los próximos años”, expone el texto.

Videos