Mañana, una iniciativa para donar órganos por 'default' | Carlos Lomelí
REPLICA DE MEDIOS
Mañana, una iniciativa para donar órganos por 'default'
4 Abril 2016

Mañana, una iniciativa para donar órganos por 'default'

Medio:
Milenio
Autor: 
Fernando Damián

El legislador jalisciense Carlos Lomelí Bolaños tiene lista la iniciativa de reformas y adiciones a la Ley General de Salud que mañana se presentará ante el pleno de la Cámara de Diputados para suprimir el consentimiento tácito de los familiares de personas fallecidas como requisito para la donación de órganos.

Esta es una de las propuestas que acompañan las nuevas inciativas para obtener órganos por default y dárselos a quienes los nesitan que el director general del IMSS, Mikel Arriola, perfiló en entrevista con el director general de Grupo MILENIO, Carlos Marín, en el programa El Asalto a la Razón, la semana pasada. Lomelí Bolaños detalló que al año mueren alrededor de 600 mil personas en el país por diferentes causas, pero menos de 1 por ciento decide donar sus órganos en vida.
El diputado federal y médico de profesión señaló, asimismo, que el Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) tiene el registro de 18 mil 416 personas en espera de la donación de algún órgano, siendo el riñón el más requerido con 10 mil 674 pacientes.
De acuerdo con la iniciativa, la Ley General de Salud establece que todos somos donadores, salvo expresión en contrario; sin embargo, se requiere el visto bueno de algún familiar o de terceros, aunque exista una tarjeta que señale que la persona era donador.
El proyecto del legislador remite al estudio Evaluación sobre percepción de donación de órganos como insumo para la articulación de una estrategia de comunicación, elaborado por el Cenatra, donde se documentan bajos niveles de conocimiento sobre el tema en México.
Asimismo, señala tres principales causas por las cuales los mexicanos no se deciden a donar: primero destacan las creencias religiosas y tabúes, pues los entrevistados de entre 26 a 45 y 46 a 60 años, destacan las ideas de sus padres o personas de mayor edad de imaginar su cuerpo desfigurado o mutilado.
En segundo lugar, la desconfianza alimentada por historias que los entrevistados escuchan sobre secuestros de niños para tráfico de órganos y las películas relacionadas con este tema. Otro factor es la falta de identificación de una institución encargada.
Como tercera causa de la escasez de órganos, el Cenatra apuntó los temores a la donación en vida, a los riesgos de la cirugía y el impacto en la salud, así como la incompatibilidad o rechazo del órgano por parte del receptor.
En ese contexto, la redacción final de la iniciativa de Lomelí Bolaños plantea eliminar el requisito de obtener el consentimiento de cónyuge, hijos, padres o hermanos del donador fallecido como requisito previo.
“Habrá consentimiento tácito del donante cuando no haya manifestado su negativa expresa a que su cuerpo o componentes sean utilizados para trasplantes. El escrito por el que la persona exprese no ser donador podrá ser privado o público y deberá estar firmado o bien, la negativa expresa podrá constar en alguno de los documentos públicos que para este propósito determine la Secretaría de Salud”, señaló.

Videos