Los estados deben defender a los pobres de la comida chatarra, es tema de DDHH, dice experta de ONU | Carlos Lomelí
REPLICA DE MEDIOS
Los estados deben defender a los pobres de la comida chatarra, es tema de DDHH, dice experta de ONU
29 Octubre 2016

Los estados deben defender a los pobres de la comida chatarra, es tema de DDHH, dice experta de ONU

Medio:
Sin Embargo
Autor: 
  • Hilal Elver, representante especial de la ONU para el derecho a la alimentación, dijo el que el auge de la producción industrial de alimentos combinado con la liberalización del comercio ha permitido a las grandes empresas inundar el mercado global con alimentos baratos, escasos de nutrientes, que obligan a los pobres a elegir entre sus posibilidades económicas y la nutrición, lo cual viola en los hechos su derecho a una alimentación adecuada. Dijo además que los países deben ir más allá de garantizar que sus pueblos reciban lo mínimo necesario para la supervivencia: deben asegurar que todos tengan acceso a alimentos nutritivamente adecuados.

Naciones Unidas (AP) — Una especialista de las Naciones Unidas sostiene que la comida chatarra afecta los derechos humanos.

Hilal Elver, representante especial de la ONU para el derecho a la alimentación, dijo el martes que el auge de la producción industrial de alimentos combinado con la liberalización del comercio ha permitido a las grandes empresas inundar el mercado global con alimentos baratos, escasos de nutrientes, que obligan a los pobres a elegir entre sus posibilidades económicas y la nutrición, lo cual viola en los hechos su derecho a una alimentación adecuada.

“Dentro del marco de los derechos humanos, los estados están obligados a tomar medidas eficaces para regular la industria alimenticia, asegurar que la elaboración de políticas nutricionales sean libres de la influencia del sector privado y aplicar políticas generales para combatir la desnutrición en todas sus formas”, dijo Elver.

Añadió que los países deben ir más allá de garantizar que sus pueblos reciban lo mínimo necesario para la supervivencia: deben asegurar que todos tengan acceso a alimentos nutritivamente adecuados. La comunidad internacional, dijo, no está alcanzando las metas nutricionales acordadas para erradicar la desnutrición en todas sus formas.

Según Elver, casi 800 millones de personas en el mundo padecen hambre, más de 2 mil millones sufren de deficiencia micronutricional y otras 600 millones son obesas. Esto significa que casi la mitad de la población mundial no tiene acceso a una alimentación adecuada.

Dijo que le preocupaban sobre todo las estrategias agresivas de mercadeo para promover la comida chatarra entre los niños y en los países en desarrollo. Exhortó a los gobiernos a apartarse de los sistemas industriales para implantar sistemas sustentables basados en el equilibrio ecológico.

“El primer paso consiste en reconocer que la nutrición es un componente esencial del derecho humano a la alimentación adecuada, reforzado con la vigilancia, la responsabilidad y la transparencia”, sostuvo la experta.

LA OMS PIDE IMPUESTOS A REFRESCOS

La OMS recomendó hace dos semanas que los países utilicen sus políticas fiscales para aumentar el costo de las bebidas azucaradas tales como refrescos, bebidas deportivas e incluso los jugos 100 por ciento frutales, a fin de ayudar a combatir la obesidad, la diabetes y la caries dental.

En un comunicado programado para el Día Mundial de la Obesidad, la OMS dijo que la preponderancia de la obesidad a nivel mundial se ha duplicado con creces entre 1980 y 2014, cuando casi el 40 por ciento de la población mundial tenía sobrepeso.

En un reporte de 36 páginas sobre nutrición y políticas fiscales, la OMS también citó una “fuerte evidencia” de que los subsidios para reducir el precio de la fruta fresca y los vegetales pueden ayudar a mejorar las dietas. Indicó que las políticas fiscales que generen un incremento de 20 por ciento en los precios al por menor de las bebidas azucaradas resultarían en una reducción proporcional a su consumo.

Basándose en las lecciones obtenidas de las campañas para combatir el uso del tabaco, la OMS dijo que imponer impuestos cada vez más altos a las bebidas azucaradas puede ayudar a reducir el consumo de azúcares, lo que traería consigo beneficios y mayores ingresos para los gobiernos, tales como pagos por servicios de salud. La agencia de salud ha recomendado desde hace tiempo que la ingesta de azúcar en las personas sea de menos del 10 por ciento de sus necesidades energéticas diarias.

“El consumo de azúcares libres, incluyendo productos como las bebidas azucaradas, es un factor de peso en el incremento mundial de personas que sufren de obesidad y diabetes”, dijo el doctor Douglas Bettcher, quien encabeza el departamento de la OMS para la prevención de enfermedades no contagiosas. “Si los gobiernos gravan productos como las bebidas azucaradas, pueden reducir el sufrimiento y salvar vidas”.

La Organización Mundial de la Salud recibe fondos de Bloomberg Philanthropies, que respalda el aumento de impuestos a las bebidas azucaradas para reducir su consumo.

El Consejo Internacional de Asociaciones de Bebidas, que representa a Coca Cola y Pepsi, indicó en un comunicado su decepción con que se proponga un “gravamen discriminatorio exclusivamente a ciertas bebidas” como solución a “un desafío muy real y complejo en torno a la obesidad”.

Videos