En México, más de 20 mil personas esperan un transplante de órgano | Carlos Lomelí
REPLICA DE MEDIOS
En México, más de 20 mil personas esperan un transplante de órgano
19 Enero 2016

En México, más de 20 mil personas esperan un transplante de órgano

Medio:
Sin Embargo
Autor: 

Ciudad de México, 12 de enero (SinEmbargo).- Una investigación realizada por una estudiante de la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO), evidenció una cultura pobre en México en lo que respecta a la donación de órganos.

Guisety López Cantera, realizó la tesis “La experiencia de autorizar la donación de órganos en un familiar con muerte encefálica”, con el fin de conocer los factores socioculturales que permean en la sociedad mexicana y que dificultan la cesión de vida.

comentó que la motivación principal en el abordaje de un problema de salud pública como la donación de órganos, la encontró en la baja cultura de cesión de vida que se registra en el país.

Originaria del Valle del Mezquital, en Hidalgo, Guisety señala en su investigación que en México existen alrededor de 20 mil 150 personas en espera de un órgano y casi cinco mil 450 pacientes trasplantados.

A esas cifras le podemos agregar que el tiempo que transcurre desde el registro en la base de datos hasta que un paciente recibe el transplante es de años.

El Centro Nacional de Transplantes afirma que el tiempo de espera varía dependiendo de los siguientes factores. Primero, el órgano o tejido a trasplantar; segundo, si el enfermo cuenta con algún donador vivo que esté dispuesto y sea compatible; tercero, la institución médica y el grado de actividad que desarrolle para la obtención de órganos, así como de su demanda de trasplantes.

El órgano que más se requiere para trasplante es el riñón, seguido de córnea, mientras que el número de pacientes que requieren trasplantes de hígado, corazón y pulmón es mucho menor. En el caso del riñón y córnea el tiempo promedio de espera es entre 24 y 30 meses. En el caso de hígado y corazón los tiempos de espera pueden ser mucho más largos.

En el comunicado emitido por la Universidad Nacional Autónoma de México, López Cantera afirmó que “la situación se vuelve aún más compleja al tratarse de alguien con muerte encefálica (cerebral), pues la donación depende en su totalidad de la autorización de sus familiares, y la decisión transita por un cúmulo de factores socioculturales, incluso al cuestionarse si el paciente está vivo o muerto”.

Por ello, la egresada propuso emprender un proceso para sensibilizar a la población. “Es importante que las enfermeras y enfermeros formemos parte de los comités de donación en los nosocomios, que la información sea clara y precisa para terminar con la incapacidad de convertir potenciales donantes en donantes reales”, dijo la becaria del PUIC.

Su trabajo recepcional fue elaborado durante su pasantía en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Manuel Velasco Suárez”, en donde analizó 114 expedientes de individuos con muerte encefálica; en el 68 por ciento de los casos no existió voluntad para la donación.

Su investigación también arrojó que el 24 por ciento de los órganos cedidos fueron córneas y riñones, y fueron las mujeres las más proveedoras.

Videos